29 feb. 2012

Radiaciones no ionizantes

Una de las formas de transmisión de energía es la que se realiza a través de la radiación de ondas electromagnéticas,
caracterizadas por la existencia de campos eléctricos y magnéticos perpendiculares entre sí y
perpendiculares a la dirección de propagación de la onda. Las ondas electromagnéticas se diferencian
unas de otras por la cantidad de energía que son capaces de transmitir, y ello depende de su frecuencia. El
conjunto de todas ellas constituye el Espectro electromagnético. Ordenados de menor a mayor energía se
pueden resumir los diferentes tipos de ondas electromagnéticas de la siguiente forma:
• Campos eléctricos y magnéticos estáticos (imanes, conductores eléctricos de corriente continua, etc.).
• Ondas electromagnéticas de Extremadamente Baja Frecuencia. El intervalo de frecuencias alcanza
hasta 3 kilohercios. (Líneas eléctricas de corriente alterna)
• Ondas electromagnéticas de Muy Baja Frecuencia. El intervalo de frecuencias es de 3 a 30 Kilohercios.
(Algunas máquinas de soldadura por inducción).
• Ondas electromagnéticas de Radio Frecuencia (RF). El intervalo de frecuencias es de 30 Kilohercios a
1.000 millones de hercios (=1Gigahercio). (Ondas de radio y televisión, soldadura de plásticos, etc.).
• Microondas (MO). Ondas electromagnéticas entre 1 y 300 Gigahercios. (Hornos de microondas, telefonía
móvil, etc...)
• Infrarrojos (IR). Ondas electromagnéticas entre 300 Giga Hercios y 385 Terahercios (1 Terahercio =
1.000 Gigahercios). (Lámparas de infrarrojos, material candente, etc.).
• Luz visible. Ondas electromagnéticas entre 385 Terahercios y 750 Terahercios. (Iluminación).
• Ultravioleta (UV) no ionizante. Ondas electromagnéticas entre 750 Terahercios y 3000 Terahercios.
(Lámparas solares, lámparas de detección de taras, lámparas de insolación industrial, etc.).
Las radiaciones de ondas electromagnéticas de mayor frecuencia que las mencionadas tienen la
capacidad de ionizar, es decir, de variar la estructura de átomos o moléculas, porque poseen la
energía necesaria para ello.
Las radiaciones ionizantes son objeto de otro cuestionario diferente, debido principalmente a que la
gravedad de sus efectos sobre la salud las hace protagonistas de reglamentación propia y específica
en nuestro país.
Respecto a las radiaciones no ionizantes, sus efectos sobre el organismo son de diferente naturaleza
dependiendo de la banda de frecuencias en la que nos movamos. Así, mientras que las Radiaciones
Ultravioletas pueden producir afecciones en la piel (eritemas) y conjuntivitis por exposición de la piel
y los ojos respectivamente, la Radiación Infrarroja puede lesionar la retina o producir opacidad del
cristalino del ojo y daños en la piel por cesión de calor.
• Las Microondas son especialmente peligrosas por los efectos sobre la salud derivados de la gran
capacidad de calentamiento que poseen, al potenciarse su acción cuando inciden sobre moléculas de
agua que forman parte de los tejidos.
Con menor facilidad logran el efecto de calentamiento de los tejidos las ondas electromagnéticas
correspondientes a la Radio Frecuencia y Muy Baja Frecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario