4 feb. 2012

APUNTES PARA UNA SOCIOLOGÍA DEL RUIDO

La sociología del Medio Ambiente es una especialidad nueva. Ni siquiera está claro que
sea otra cosa que un aspecto más de una renovada Ecología Humana, como Ecología
Social; pero no es el objeto de esta comunicación el discutir sus fundamentos. En cualquier
caso, si quiere desarrollarse con cierta autonomía, debe atender a más aspectos de
la realidad social que el denominado impacto ambiental, que ya constituye un sector
profesional con fuertes barreras disciplinarias establecidas desde la eco-biología y la
ingeniería. Por ello una de las principales y más urgentes tareas que debe asignarse es,
además de constituir un corpus teórico propio, la de detectar nuevos campos de acción,
espacios sociales en los que su aplicación pueda ser de utilidad. Discutir sobre uno de
estos posibles campos de acción, el ruido, es el objetivo de esta comunicación.
De entre los problemas medioambientales provocados por la civilización industrial, el
ruido es el primero que hizo su aparición, y de los más presentes de forma cada vez más
generalizada en el espacio. Sin embargo, sólo en los últimos quince años la preocupación
por el ruido como agente contaminante ha llevado a su estudio.
Primero y esencialmente desde una perspectiva biomédica, en busca de impactos fisiológicos
y psíquicos sobre el ser humano. Simultáneamente desde una perspectiva tecnológica,
a la búsqueda de mecanismos tecnoeconómicos que permitan la reducción de
ruido en los artefactos de los que los humanos nos rodeamos. Y luego desde una perspectiva
jurídica -a la búsqueda de la definición de umbrales admisibles, con el fin de
adaptar las ordenanzas locales o laborales-, y sobre todo represiva o policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario