28 jul. 2011

ENFERMEDADES PROFESIONALES

ENFERMEDADES PROFESIONALES

CONCEPTO DE ENFERMEDAD PROFESIONAL (EP).CLASIFICACIÓN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES.
ENFERMEDADES PROFESIONALES (LISTA INTERNACIONAL).
ENFERMEDADES PROFESIONALES EN ESPAÑA.
RD 1299-06 CUADRO EP   
CAUSAS DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES.
CUADRO DE  LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES.
ENFERMEDADES PROFESIONALES PRODUCIDAS POR AGENTES FÍSICOS:
- TÉRMICOS

27 jul. 2011

Un test para diagnosticar al empleado quemado

La Universidad de Zaragoza ha diseñado la primera herramienta-cuestionario que permite un diagnóstico más específico del síndrome de 'burnout' o del profesional quemado, al diferenciar hasta tres perfiles diferentes: "frenético", "sin desafíos" y "desgastado".
Esta nueva definición del síndrome de burnout, realizada por el grupo de investigación multidisciplinar Salud Mental en Atención Primaria del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza, formado por expertos en psicología y psiquiatría, ayudará a desarrollar estrategias terapéuticas más ajustadas a las características de cada caso.
El burnout es uno de los daños más importantes asociados al estrés laboral, un término anglosajón cuya traducción más habitual es estar quemado, desgastado, exhausto y sin ilusión por el trabajo.
Sus tasas de prevalencia oscilan entre un 10% y un 50% de los trabajadores, en función de la profesión, y se detecta mayor afectación en ocupaciones de tipo asistencial o de servicios, como la sanidad o la educación.
El nuevo modelo propuesto a través del Cuestionario de Subtipos Clínicos de Burnout (BCSQ-36) valora el grado de implicación o dedicación a las tareas del trabajo y permite diferenciar entre tres perfiles diferentes de afectados.
El tipo "frenético" trabaja cada vez más duro hasta el agotamiento, buscando éxitos a la altura de la tensión ocasionada por sus esfuerzos, y se caracteriza por una implicación excesiva, grandes ambiciones y por la sensación de abandono de la vida personal y de la salud en el trabajo.
Está relacionado con el tiempo invertido en las tareas del trabajo y suelen incluirse los sujetos con jornadas partidas, pluriempleo o contratos temporales, situaciones que les obligan a implicarse mucho más para mantener el puesto de trabajo.
El tipo "sin desafíos" lo conforman trabajadores que se encuentran insuficientemente retados, al afrontar condiciones laborales poco estimulantes y se caracterizan por su indiferencia, aburrimiento y falta de desarrollo personal en el puesto de trabajo.
Generalmente se trata de sujetos que desarrollan tareas monótonas o repetitivas y afecta más a loas hombres, debido a que entre los varones las expectativas sociales en el ámbito laboral son mayores.
El tipo "desgastado", ligado al tiempo que se lleva trabajando en la misma empresa, está formado por sujetos que se rinden frente al estrés o la ausencia de gratificación y se caracterizan por sentimientos de falta de control sobre los resultados de su trabajo y falta de reconocimiento de los propios esfuerzos, así como por el abandono o desatención de sus responsabilidades.
No obstante, el estudio también demuestra que las personas con familia, o que viven en un entorno familiar agradable o con niveles intermedios de formación, presentan cierta protección frente al desarrollo de este perfil.
La Agencia Europea para la Salud y la Seguridad en el Trabajo estima que en torno a un 55 % de las bajas laborales producidas en la Unión Europea están relacionadas con el estrés laboral y su coste económico anual asciende a unos 20.000 millones de euros.
El burnout tiene consecuencias muy negativas para el sujeto, originando trastornos psicosomáticos como alteraciones cardiorrespiratorias, jaquecas, gastritis, úlceras, insomnio, mareos o psicopatológicos como ansiedad, obsesión-compulsión, sensibilidad interpersonal, depresión, hostilidad, ideación paranoide, alcoholismo y adicciones.

22 jul. 2011

Listas de verificación, métodos y modelos matemáticos para evaluación ergonómica de ambientes de trabajo

[DOC]

Listas de verificación, métodos y modelos matemáticos para ...


www.catehe.com/02_teoria/02-0023.docSimilares
Formato de archivo: Microsoft Word - Vista rápida
Metodología de Auditoría Ergonómica. Alonso y Quintana (1996) presentan una lista de verificación para estaciones de trabajo de soldadura de partes ...

Listas de verificación, métodos y modelos matemáticos para evaluación ergonómica de ambientes de trabajo


M.C. ENRIQUE DE LA VEGA BUSTILLOS
INSTITUTO TECNOLÓGICO DE HERMOSILLO

La Ergonomía trata de resolver dos problemas principales en los ambientes de trabajo: Los errores de ejecución y las lesiones de los trabajadores. Ambos problemas están interrelacionados por el diseño del lugar de trabajo, los métodos, el factor humano y los elementos del ambiente de trabajo. A continuación, se presenta los factores mas importantes que influyen en los elementos del ambiente de trabajo y su efectos sobre el trabajador.
De los elementos del ambiente de trabajo que menos atención se le ha prestado ha sido el de “ejecución del trabajo” el cual esta influenciado directamente por el diseño de los controles, displays visuales, táctiles y auditivos. Las consecuencias de un mal diseño de este elemento van desde mayor número de horas en entrenamiento hasta un alto índice de retrabajo.
Por otra parte, el elemento del ambiente de trabajo mas estudiado es el de “riesgo de lesiones por Desordenes Traumáticos Acumulativos (DTA's)” y como lo mencionan Armstrong y Silverstein (1987) y Dillon (1988) el que esta influenciado principalmente por las malas posturas, la alta tasa de repetición y los esfuerzos excesivos en la mano- muñeca, hombro-codo, espalda-cuello y pie-rodilla. El mal diseño de este elemento tiene repercusiones directas en la seguridad personal del trabajador.
La fatiga física se ve como parte de cualquier trabajo, sin considerar que puede ser una de las consecuencias de un alto gasto metabólico de energía que como menciona Bernard (1991) resultará en un bajo rendimiento del trabajador además de comprometer su seguridad personal. Este es un elemento del ambiente de trabajo que no se le da la importancia debida al omitirse de las lista de verificación y de la mayoría de los métodos de evaluación.
Por último, NIOSH (1991) indica que los factores que influyen directamente en el elemento "riesgo de lesiones en la baja espalda" son el peso y dimensiones del objeto, la distancia que es levantado, bajado, jalado o empujado y la tasa de repetición, además de factores indirectos como la edad y la condición física del trabajador. El mal diseño de éste elemento tiene como consecuencias lesiones para el trabajador, incapacidades medicas y sus costos asociados. El principal efecto que tiene el mal diseño de los elementos del ambiente de trabajo en la empresa es la disminución del nivel de eficiencia del trabajador, aunque hay costos ocultos detrás de estos elementos como son las incapacidades medicas, el entrenamiento y el retrabajo por mencionar algunos. En el trabajador los efectos de este mal diseño van desde el ausentismo y la rotación hasta, por supuesto, las lesiones laborales por DTA's. Eklund (1995) establece que las deficiencias de calidad fueron tres veces mayores para tareas con problemas ergonómicos, identificando las causas directas de estas deficiencias como la incomodidad de partes tensas del cuerpo, factores organizacionales y presión del tiempo.
De las listas de verificación ergonómica, métodos de evaluación ergonómica y modelos matemáticos solo Reynolds y el Instituto Joyce hacen referencia a la calidad y productividad. Reynolds et al (1994) en el cuarto paso de su metodología, recolección y análisis de datos, establece que la recolección de información de ejecución (performance) permite la evaluación del impacto de los cambios ergonómicos en calidad y productividad, además indica que aunque la meta primaria de la metodología es reducir el riesgo de lesiones biomecánicas, la productividad y calidad son, al menos, igual de importantes para la mayoría de las compañías. El Instituto Joyce (1992) hace referencia a los índices de calidad y productividad únicamente como un criterio para priorizar los problemas, no para, como en el caso de Reynolds, evaluar el impacto de los cambios ergonómicos.
Por otra parte, las lista de verificación, los métodos de evaluación ergonómica o los métodos matemáticos por si solos no garantizan una evaluación integral del ambiente de trabajo lo cual tampoco garantiza que se resuelvan íntegramente sus problemas ergonómicos, ya que sus resultados son parciales al evaluar únicamente una parte de los elementos del ambiente de trabajo, y por consiguiente no puede esperarse que al utilizar una de estas herramientas de evaluación se incremente el nivel de eficiencia personal.
 
Listas de Verificacion Ergonomica
 
Las listas de verificación son un medio para identificar problemas ergonómicos en la tarea que se está analizando y es responsabilidad del analista priorizar los problemas identificados por estas listas. En general, las listas de verificación de puestos de trabajo tienen dos propósitos principales: Dar un formato organizado para identificar problemas ergonómicos e identificar áreas donde se requiere una evaluación ergonómica más rigurosa, además, éstas se dividen en dos categorías: Listas de verificación que las completa un evaluador calificado, cuyo propósito es identificar problemas ergonómicos en el puesto de trabajo y listas de verificación que las completa el trabajador, cuyo propósito es identificar problemas ergonómicos percibidos por el propio trabajador.
Stanton y Young (1998) reportan que han identificado mas de 60 listas de verificación, métodos y procedimientos de evaluación ergonómica de ambientes de trabajo, pero solo se mencionarán los más relevantes para este trabajo de investigación.
Las listas de verificación más conocidas son The Advanced Ergonomics, Occupational Safety and Health Agency (OSHA) Ergonomic Survey, American National Standard Institute (ANSI) Z-365 e INTEL. De éstas solo ANSI Z-365 tiene un sistema de puntuación que puede ser categorizada como “PASA-NO PASA”. La principal diferencia entre estas listas de verificación es el tipo de problema ergonómico que detecta, que puede ser músculo-esquelético o de medio ambiente de trabajo.
The Advanced Ergonomics
 
Esta lista fue desarrollada por The Advanced Ergonomics Inc. (1994) teniendo como base la presentada por el Concilio Nacional de Seguridad la cual está diseñada para evaluar DTA's de un trabajo existente, por lo que se revisa el diseño general de la tarea, el espacio de la estación de trabajo, el manejo manual de materiales (MMM), los controles y displays y las herramientas de mano. Hay tres posibles respuesta a cada pregunta: n/a ( no aplica), si y no.
Las características importantes son: La lista de verificación es útil en evaluar un gran rango de situaciones de trabajos industriales, se requiere que el analista mida ciertos aspectos del lugar de trabajo como la temperatura, dimensiones de la estación de trabajo, peso de los objetos manejados, etc., es necesario de un amplio conocimiento de ergonomía por parte del analista para contestar algunas preguntas y, por último, esta lista es mas apropiada para evaluar el lugar de trabajo existente.
Las desventajas que tiene son: Debe ser conducida por un ergónomo o una persona con amplio entrenamiento en ergonomía, no evalúa el Gasto Metabólico de Energía ni el riesgo de lesiones por MMM, no es útil para la evaluación de tareas de oficina, no tiene un mecanismo de seguimiento a las propuestas de mejora ni contempla la opinión del trabajador.
 
OSHA Ergonomic Survey
 
El departamento del trabajo de los Estados Unidos de América presentó las “Guías de Administración de un Programa Ergonómico para Plantas de Empacado de Carne” (OSHA 1990), y en este reporte incluyó una lista de verificación ergonómica que se caracteriza por presentar una amplia variedad de aspectos, además es útil para entender los aspectos ergonómicos que tienen particular relevancia para esta agencia reguladora de los Estados Unidos de América.
Los aspectos sobresalientes son: a) Es necesaria la opinión del trabajador y b) Evalúa el programa ergonómico que desarrolla la empresa. Otras características importantes son: Se evalúan aspectos psicosociales del ambiente de trabajo; se requiere que el analista mida algunos aspectos de la tarea y lugar de trabajo como temperatura, dimensiones del lugar de trabajo, peso de los objetos manejados, etc., se recomienda el uso de video grabación, se evalúa el entrenamiento y educación en Ergonomía del personal, el programa ergonómico de la empresa es evaluado, incluyendo la revisión de los factores de riesgo, la administración médica y la documentación y controles ergonómicos.
Esta lista se divide en tres partes: Revisión por parte del trabajador; análisis ergonómico industrial (herramientas, fuerza, exposición física, posturas, temperatura, uso de computadoras, incentivos y educación) y recolección de información (conocimientos de factores de riesgo, administración médica, involucramiento de los empleados, educación y controles ergonómicos).
Puede concluirse que esta lista de verificación es apropiada tanto para trabajos de manufactura como de oficina pero no tiene una forma consistente de evaluar las respuestas, es decir, algunas secciones las respuestas son abiertas mientras que en otras las respuestas son Si/No y en algunas otras son Algunas veces, Ocasional y Nunca.
Las desventajas que presenta son: Debe ser conducida por un ergónomo o una persona con entrenamiento en Ergonomía, no evalúa el gasto metabólico de energía, ni las lesiones por MMM, ni tiene un mecanismo de seguimiento a las propuestas de mejora.
 
ANSI Z-365
Harris-Carter (1994) presentó esta lista de verificación por la American National Standard Institute para el control de DTA's en las extremidades superiores (hombros, brazos, muñecas, manos, dedos, cuello) además de una evaluación para la organización del trabajo. Aunque es fácil de utilizar, no considera aspectos importantes como son la evaluación del gasto metabólico de energía, evaluación de los riesgos de lesiones por MMM, un mecanismo de seguimiento a las propuestas de mejora y la opinión del trabajador.
 
 INTEL
 
The Advanced Ergonomics Inc. (1994) menciona que esta lista fue desarrollada por el grupo de ergonomistas de la corporación Intel encabezados por el Dr. Richard Parker en 1993. Se diseñó para detectar DTA's y lesiones por MMM por medio la fórmula de NIOSH, biomecánica o psicofísica.
Las características importantes de la lista de verificación son: Es única en cuanto a que fue desarrollada para evaluar equipo en la etapa de diseño aunque puede ser usada para evaluar equipo existente, es la mas apropiada para evaluar el equipo contra categorías de trabajo y es usada para evaluación del equipo a lo largo de cada criterio ergonómico relevante. Hay tres posibles respuesta a cada pregunta: 1 = cumple, 2 = cumple, mejoramiento necesitado, 3 = no cumple. La lista se divide en tres partes: Estación de trabajo y diseño del área de trabajo; diseño de la tarea y controles y displays. El analista conoce ambas rutinas, la operación del equipo y la ejecución de tareas de mantenimiento en el mismo, además el análisis es ejecutado dos veces, una vez durante el diseño inicial del equipo, y una vez más siguiendo las modificaciones para el equipo.
Las desventajas que se presentan son: Debe ser conducida por un ergónomo o una persona con entrenamiento en ergonomía, no evalúa el gasto metabólico de energía, no tiene un mecanismo de seguimiento a las propuestas de mejora y tampoco contempla la opinión del trabajador.
 
 Metodología de Auditoría Ergonómica
 
Alonso y Quintana (1996) presentan una lista de verificación para estaciones de trabajo de soldadura de partes plásticas. Esta lista está basada en tres factores: (1) Antropometría; (2) Tiempo de recuperación (descanso) y (3) Eliminación de movimientos repetitivos y excesivos. La lista de verificación tiene catorce preguntas que abarcan los puntos ergonómicos vitales de la estación de trabajo que se identificaron. Las preguntas son contestadas en forma dicotómica (si/no) y asignándoles una calificación (ponderación)a cada una de ellas, y esta ponderación fue asignada en una base relativa, es decir, se identifica el factor mas crítico y se le asigna un valor arbitrario, asegurando que las restantes preguntas sean calificadas de acuerdo con esta escala. Una vez que éste valor ha sido asignado, los valores de las restantes preguntas o factores son asignados de acuerdo su severidad con respecto al factor mas critico. Los resultados de esta investigación indican que esta auditoría da una indicación precisa de la severidad de los riesgos ergonómicos en las estaciones de trabajo analizadas.

METODOS DE EVALUACION ERGONOMICA
 
Método para el análisis ergonómico del trabajo AET (Arbeitswissenschaftliches Erhebungsverfahren zur Tätigkeitsanalyse)
 Los orígenes del AET se remontan a 1975 cuando el Gobierno de Alemania ordenó un estudio para investigar la discriminación contra las mujeres en el trabajo con respecto al pago. Rohmert y Landau (1983) desde ese año, desarrollaron AET como un sistema universal de análisis de trabajo, donde el contenido del trabajo cambia de “producción de fuerza” a “producción de información”.
Sus autores indican que el AET está estructurado en tres partes; A).- Trabajo, B).- Condiciones para efectuar este trabajo y C).- Demandas resultantes de los trabajadores. En el análisis de los sistemas de trabajo los tipos y propiedades de los objetos del trabajo, el equipo que se usa, y el ambiente físico social y organizacional son documentados en escalas nominales y numéricas. Los requerimientos conductuales son cubiertos en el análisis de las condiciones para efectuar el trabajo. Se clasifican 31 reactivos numéricamente escalados, tareas relacionadas a objetos de trabajo material y objetos de trabajo abstracto. Al ejecutar una tarea (como se clasificó en la parte B) bajo las condiciones documentadas en la parte A guían a las demandas del trabajo, las cuales son evaluadas en la parte C (Análisis de las demandas del trabajo) en tres secciones, percepción, decisión y respuesta actividad.
El sistema de trabajo, tareas y demandas en los lugares de trabajo son divididos por este método en una serie de reactivos, que son investigados usando la técnica de observación/entrevista estructurada por analistas entrenados. Por razones económicas, el total de reactivos de AET no se puede completar en términos del concepto teórico básico, por lo que se han seleccionado los reactivos que son significativos para un gran número de sistemas de trabajo y permiten la diferenciación entre sistemas de trabajo similares.
Cada reactivo del AET consiste de una pregunta, perfilando el estado de la situación a evaluar - bajo ciertas circunstancias con ejemplos como ayudas de clasificación - y de la indicación de un código para clasificar esta característica. El código de significancia (S) y el código exclusivo son usados para indicar el nivel de estrés, el código de “cantidad de tiempo” (D), el código de frecuencia (F) para caracterizar la distribución temporal y posición de las secciones de estrés, y códigos especiales de escalas alternativas y nominales para documentar las características del sistema de trabajo, y todos los reactivos del AET deben ser clasificados en orden a las respuestas de las preguntas.
Los reactivos del análisis de la demanda del trabajo contienen ayuda adicional para su clasificación en la forma de “escalas de tareas o actividades”. La escala de actividad, basada en información investigada previamente, contiene una serie de grados principalmente de actividades y tareas ilustrativas. Esto es equivalente a una escala de clasificación ascendente en la que se puede suponer - al menos aproximadamente una intensificación del estrés.
Este método sirve principalmente para detectar condiciones estresantes para el trabajador y llega hasta buscar una solución por medio de observaciones detalladas y reuniones de equipos de trabajo, es necesario un especialista en ergonomía durante el procedimiento para poder llevar a cabo una evaluación de un lugar de trabajo. Las desventajas que se observan en este método son que no evalúa el gasto metabólico de energía ni la carga biomecánica a que puede estar sujeta la persona evaluada, además de que el evaluador no toma en cuenta la opinión del trabajador.
Método del laboratorio de Economía y Sociología del Trabajo (LEST)
 El método LEST, ha venido a constituir una valiosa aportación para las problemáticas de medición de las condiciones y medio ambiente de trabajo. Surge de una realidad industrial y tecnológica europea (en el Laboratorio de Economía y Sociología del Trabajo del C.N.R.S. Aix Provence Francia), a raíz de la necesidad de tener un puesto de trabajo que pueda ser ejercido en condiciones humanas y permita la realización plena de las capacidades del individuo.
Este método, es el resultado del esfuerzo realizado por el equipo de condiciones de Trabajo del LEST, dirigido por Guy Roustang y sus colaboradores Francoise Guelaud, Marie Beauchessne y Jaques Gautrat. Guelaud et al (1986) describe LEST como un método de medición de las condiciones de medio ambiente de trabajo tanto físicas, como relacionadas con la carga mental y los aspectos psicosociales. Permite la comparación entre los resultados predichos a través de la matriz de LEST (lo subjetivo) y la expresión de los trabajadores respecto a su puesto de trabajo (lo objetivo).
El método pretende además de la descripción de las condiciones de trabajo de la forma mas objetiva y global posible, establecer un diagnóstico final indicando si cada una de las situaciones consideradas en el puesto es satisfactoria, molesta o nociva. Esto se determina por medio de 16 criterios agrupados en cinco aspectos: Entorno físico, carga física, carga mental, aspectos psicosociales y tiempo de trabajo.
Asimismo el método es muy completo para detectar fatiga física y mental y el gasto metabólico, pero no detecta puestos de trabajo potencialmente riesgosos para el desarrollo de DTA's, aunque requiere un ergónomo entrenado en el método para poder llevarlo a cabo.
 
Metodología de campo para el control de lesiones músculo-esqueléticas
 Reynolds et al (1994) presentó ésta metodología para la evaluación de trabajos propensos a lesiones por DTA's o por MMM, la cual combina varias metodologías en un solo programa coherente.
Los objetivos de esta metodología son: Dar información cuantitativa que demuestre la efectividad de las medidas ergonómicas en un corto período de tiempo en un pequeño número de lugares de trabajo, dar un medio de auto-mantenimiento para evaluar y cambiar toda una planta de una forma sistemática y asegurar que el personal de la planta es capaz de cambiar los recursos primarios en análisis y medidas futuras.
La metodología se basa en la medición de la exposición al riesgo de lesiones músculo-esqueléticas en 10 pasos: 1. Revisión de datos de lesiones músculo-esqueléticas, 2. Revisión ergonómica de riesgos de lesiones, 3. Selección de la tarea y el operador, 4. Recolección y análisis de datos, 5. Requerimientos de diseño, 6. Soluciones alternativas, 7. Selección y priorización de alternativas, 8. Pruebas de ajuste, 9. Reanálisis y evaluación e 10. Implantación.
Una vez que la mejora ha sido probada en una estación de trabajo prototipo, los cambios ergonómicos deben ser implementados en todas las estaciones de trabajo del área. Este proceso pretende asegurar la reducción en el riesgo de lesiones y tener un efecto predictible en la eficiencia.
Esta metodología proporciona un procedimiento sistemático donde las lesiones músculo-esqueléticas pueden ser reconocidas, diagnosticadas y controladas. Un punto importante es el paso cuatro, el cual está basado en la recolección de información cuantitativa para evaluar cambios ergonómicos con respecto al riesgo biomecánico, confort percibido, eficiencia. La principal desventaja de este método es que no evalúa el gasto metabólico de energía.
Instituto JOYCE
The Joyce Institute Training Design Team. (1992) desarrolló un método para la evaluación ergonómica de puestos de trabajo, cuyo objetivo es eliminar o minimizar las causas de los DTA's relacionados con el trabajo. El método permite identificar los puestos de trabajo que presentan o son susceptibles de presentar problemas de este tipo, así como determinar el riesgo asociado con ellos para poder iniciar acciones que los resuelvan, este método consiste de cinco pasos: 1. Recolección de datos, 2. Evaluación de datos, 3. Priorización de problemas, 4. Diseño de soluciones y 5. Validación.
La estimación del riesgo se hace con la lista de verificación durante la recolección de datos y su evaluación, los posibles resultados de esta estimación son puestos de trabajo de bajo, mediano o alto riesgo, lo cual facilita la priorización de problemas.
Este método es muy completo para detectar puestos de trabajo potencialmente riesgosos en desarrollar DTA's, pero no detecta fatiga física ni el gasto metabólico y el involucramiento del trabajador se hace solo si es necesario un análisis detallado.
RULA: Rapid Upper Limb Assesment (Método para la Investigación de Desórdenes Traumatico Acumulativos en Extremidades Superiores).
 McAtamney y Corlett (1993) presentan un método conocido como RULA (Rapid Upper Limb Assesment). Este método fue desarrollado para investigar los factores de riesgo asociados con los desórdenes en las extremidades superiores. RULA usa diagramas de posturas del cuerpo y tablas de puntajes para evaluar la exposición a los factores de riesgo conocidos como factores de carga externa como son el número de movimientos, trabajo muscular estático, fuerza, posturas de trabajo determinadas por equipos y muebles y el tiempo de trabajo sin descanso.
Con este método se diagnostica los riesgos de sufrir un DTA aunque para ello es necesario un ergónomo entrenado en el método, otras desventajas son la falta de evaluación de la carga biomecánica y el gasto metabólico de energía.
 
 Evaluación de Factores de Riesgo para el Desarrollo de Desórdenes Músculo-Esqueléticos Relacionados con el Trabajo
 Wells et al .(1994) presenta una evaluación de la exposición de factores de riesgo para el desarrollo de desórdenes músculo-esqueléticos de los miembros superiores y la baja espalda, combinando sistemas de video y computadora que permite el monitoreo cuantitativo y semi-cuantitativo.
Wells describe la metodología de la siguiente manera: La información del estrés músculo-esquelético es recolectada registrando estimaciones cuantitativas de las cargas en la mano, muñeca, hombro y espalda durante tareas manuales, simultáneamente con grabaciones de video del movimiento. Además de la disponibilidad de los estimados cuantitativos, la imagen de video permanece como una fuente importante para interpretación, se utiliza un goniómetro no restrictivo para medir la flexión/extensión de la muñeca y abducción/aducción del hombro y se recolecta información del ángulo de la muñeca y electromiografía lineal (EMG) con una unidad procesadora de señal llevada por el trabajador en la cintura. Los datos del EMG y la información de la muñeca se codifican y trasmiten en un formato pulso-codigo-modulado en un canal de sonido estéreo de una cámara de video vía una liga infrarroja de fibra óptica, entonces, los datos de la actividad muscular (fuerza), postura, repetición y actividad se sincronizan y reproducen en la cinta de video.
Frecuentemente solo las cargas pico han sido evaluadas con análisis ergonómicos, mas allá de esta información, el monitoreo de larga duración de EMG y video es sensitiva a bajos niveles de activación que pueden resultar en lesiones si los requerimientos del trabajo no son modificados. Las lesiones crónicas de los músculos son mas problemáticas si a los músculos no se les permite una relajación completa o si su activación promedio está en un nivel que no permite recobrarse. Este problema puede ser previsto con el monitoreo continuo de músculos aún en ausencia de riesgos obvios que pueden causar lesiones. El monitoreo continuo tiene la ventaja de cuantificar la medida de exposición necesaria para estudios epidemiológicos y la evaluación y justificación de prioridades de modificaciones. Desafortunadamente el uso de este método presenta un alto costo del equipo y entrenamiento del personal involucrado.
 
PLIBEL (Un Método para la Identificación de Riesgos Ergonómicos)
Aunque es llamado un método, en realidad PLIBEL es una lista de verificación propuesta por Kemmlert (1995) para la identificación de riesgos ergonómicos. PLIBEL fue usado inicialmente en un estudio de lesiones músculo-esqueléticas en 200 puestos de trabajo evaluando las condiciones ergonómicas y los posibles cambios que se tomaron.
La lista de verificación fue diseñada de forma que las preguntas, ordinariamente verificadas en el puesto de trabajo evaluado para riesgos ergonómicos, fueran listadas y unidas a 5 símbolos correspondientes a regiones del cuerpo (cuello-espalda, extremidades superiores, pies, rodillas-muslos y baja espalda). La lista consiste de preguntas concernientes a malas posturas de trabajo, un pobre diseño de herramientas o del lugar de trabajo y condiciones estresantes ambientales u organizacionales. En PLIBEL no existe un criterio de duración de la actividad.
La evaluación de un lugar de trabajo usando PLIBEL inicia con una observación preliminar y una entrevista introductoria con el trabajador, luego se seleccionan partes de la actividad que son representativas para la evaluación además de las tareas que el observador y/o trabajador consideren estresantes para el sistema músculo-esquelético, cuando un riesgo ergonómico es observado, el área numerada en la forma se marca o se hace una breve nota, de esta manera varias formas PLIBEL se llenan para cada empleado. Esta evaluación está condicionada por la capacidad del observador.
Al concluir el reporte se registran las respuestas por orden de importancia, pudiéndose usar citas de la lista de riesgos ergonómicos. En este sumario, que es de 2 o 3 oraciones, se pueden combinar descripciones de problemas relacionados, además de incluir factores ambientales y organizacionales.
Usualmente PLIBEL es usado para identificar factores de riesgo para lesiones músculo-esqueléticas de una región del cuerpo específica, lo cual significa que se requiere contestar únicamente preguntas relevantes a esta región del cuerpo. Este análisis es llevado a cabo por un ergónomo y no detecta riesgos de lesiones por carga física o biomecánica.
 
Método de Suzanne Rodgers
 
El análisis ergonómico de funciones de la Dra. Rodgers (1993) se basa en la fatiga de los músculos del cuerpo al realizar una tarea específica. La Dra. Rodgers ideó un formato de análisis para ir computando las clasificaciones que se les dan a seis grupos principales del cuerpo para obtener su nivel de urgencia de cambio tomando en cuenta el nivel, tiempo y frecuencia de esfuerzo.
El método consiste en dar una calificación a cada uno de los seis grupos de las partes del cuerpo basados en consideraciones que da la Dra. Rodgers (cuello/hombros, espalda, brazos/codos, muñecas/dedos, piernas/rodillas y tobillos/pies/dedos) y anotar estas calificaciones en el formato para obtener su nivel de urgencia, el cual puede ser extremadamente alto, alto o moderado.
Con este método se diagnostica los riesgos de sufrir un DTA aunque para ello es necesario un ergónomo entrenado en el método, otras desventajas son la falta de evaluación de la carga biomecánica y el gasto metabólico de energía.

Referencia Bibliográfica
 1. Armstrong, T. J. and Silverstein, B. A. (1987). Upper extremity pain in the workplace - role of usage in causality in Clinical Concepts in Regional Musculoskeletal Illness. Grune and Stratton. P 333-354
2. Bernard, T. E. (1991), Metabolic Heat Assessment, Motor Vehicle Manufacturers Association, USF9008-C0173.
3. Bridger, R. S. (1995) Introduction to Ergonomics. McGraw Hill, United States of America Chaffin, D. B. y Andersson, G. B. J. (!984) Occupational biomechanics, Willey Interscience, New York, U.S.A.
4. Dillon, C. F. (1988) Upper Extremity RSI: Extent and Cost. National Institute For Occupational Safety And Health, , Cincinnati, Ohio, E.U.A
5. Eklund, J. A. E. (1995). Relationships between ergonomics and quality in assembly work. Applied Ergonomics. Vol. 26, No. 1,. 15-20
6. Guelaud, F., Roustang G., Beauchessne M. y Gautrat J. et al. (1986). Por un Análisis de las Condiciones del Trabajo Obrero en la Empresa. LEST. Laboratorio de Economía y Sociología del Trabajo del C.N.R.S. Aix Provence, Francia.
7. Harris-Carter, G. (1994) A practical guide to work site analysis. Bobbin Magazine. Vol. 36 No. 4,. 57-62
8. Kemmlert, K. (1995) A method assigned for the identification of ergonomic hazards - PLIBEL. Applied Ergonomics. Vol. 26, No. 3,. 199-211
9. Mc Atamney, L y Corlett. (1993). RULA: A Survey Method for the investigation of Work- Related Upper Limb Disorders. Applied Ergonomics. Vol. No. 2, 91-99.
10. National Institute for Occupational Safety and Health (1994), Revised NIOSH Lifting Equation, Ohio, E.U.A.
11. Rodgers, S. 1993 Ergonomics process manual. Genium Publising, New York, E.U.A..
12 .Rohmert, W. y Landau K. 1983 A new technique for job analysis. Taylor & Francis Ltd, London, England
13 .Reynolds, J.L. et al.(1994) A field methodology for the control of musculoskeletal injuries. Appied Ergonomics Vol 25 No. 1, 3-16
14. Stanton, N and Young, M. (1998) Is utility in the mind of the beholder? A study of ergonomics methods. Applied Ergonomics Vol 29 No 1, 41-54
15. The Advanced Ergonomics Inc. (1994). The Advanced Ergonomics Manual. Ed. Joseph L. Selan, Ph. D. E.U.A.
16. The Joyce Institute Training Design Team. (1992). The United Technologics
17. United States Department of Labor. Occupational Safety and Health Administration. (1990). Ergonomics Program Management Guidelines For Meatpacking Plants. OSHA 3123. E.U.A.
18. Wells,R el al (1994). Assessment of risk factors for development of work-related musculoskeletal disorders (RSI). Appied Ergonomics Vol 25 No. 3, 157-164

Evaluación del ruido en ergonomía: criterio RC MARK II

Evaluación del ruido en ergonomía: criterio RC MARK II

Notas Técnicas de Prevención  795
Actualmente es sabido que, la exposición al ruido no sólo puede llegar a producir una disminución de la capacidad auditiva en las personas expuestas, sino que además puede provocar respuestas psicofisiológicas, subjetivas y de comportamiento en órganos o en sistemas diferentes al de la audición y en consecuencia producir una serie de molestias o perjuicios (pérdida de la calidad del sueño, alteración del ritmo respiratorio, alteración de la frecuencia cardiaca, irritación, aumento de la agresividad…) que generalmente se conocen como efectos “extra-auditivos” del ruido.
Entre los efectos subjetivos más extendidos del ruido se encuentran las sensaciones de desagrado y molestia. La definición que habitualmente se hace del ruido como «sonido no deseado» se establece ya en términos más psicológicos o subjetivos que físicos. El ruido es un sonido indeseable, pero también es cierto, que un mismo ambiente acústico puede ser muy molesto para una persona y no serlo necesariamente para otra. No es insólito descubrir una marcada variación en las opiniones expresadas por ocupantes de un local sobre la conveniencia del ruido ambiente en sus puestos de trabajo porque algunas personas son más o menos tolerantes que otras, o consideran diferentes factores subjetivos al juzgar el grado de aceptabilidad.

Jornada sobre Gestión de Riesgos Laborales

Jornada sobre Gestión de Riesgos Laborales. Oviedo, 4 de noviembre de 2010
Ponencias
  • Manuel Bestratén Belloví. Consejero técnico del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo de Barcelona (INSHT) Descargar
  • Alejandro Cabrero Díaz. Jefe de la Unidad Especializada en Seguridad y Salud Laboral de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Asturias Descargar
  • Cristina Obaya González. Técnico de prevención del grupo ISASTUR Descargar
Otra documentación:
  • Guía de Actuación Inspectora de Control de la Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales en las Empresas Descargar
  • Protocolo de Actuación Inspectora de Control de la Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales en las Empresas Descargar
  • Guía de Actuación Inspectora para la integración de la actividad preventiva Descargar
  • Protocolo de Actuación Inspectora en Integración de la Actividad Preventiva. Descargar
  • Guía técnica del INSHT para la integración de la prevención. Año 2006. Descargar

VIDEO Organización del Trabajo y Ergonomía

conferencia "Organización del Trabajo y Ergonomía" ofrecida en el transcurso del acto por Emilio Ruiz. Ver video.

Guía de Buenas Prácticas Ergonómicas

guía de buenas prácticas ergonómicas  Descarga de documentos

Guía de Buenas Prácticas Ergonómicas. 2ª edición. (año 2010)

Publicación sobre buenas prácticas ergonómicas de varias empresas asturianas. Edición 2010.
Descargar el fichero Tamaño del documento: (3.794,29 KB)
* Utilice el menú contextual de su navegador para abrir en ventana nueva o descargar el fichero. Descargar el fichero

CONFERENCIA SEGURIDAD ACCID EN TRABAJO

CONFERENCIA SEGURIDAD ACCID EN TRABAJO
Añadir a la lista de reproducción

CONFERENCIA SEGURIDAD ACCID EN TRABAJO (40:19)

0 votos
Vistas: 704
0 Comentarios
Ver descripción

9 jul. 2011

Manual basico prevencion riesgos

Seguridad para PyMEs-ESET

Archivos de la categoria ‘Seguridad’

Seguridad para PyMEs-ESET

PyME es el acrónimo de “Pequeña y mediana empresa”, y de acuerdo con la legislación de cada país, difieren las posibilidades de una empresa para inscribirse en dicha categoría.

Manual de buenas practicas de salud y seguridad en el teletrabajo


Descargar / Download
Enlace Publico
MegaUpload

HISTORIA CLÍNICA LABORAL. PROPUESTA PARA EVALUAR EL ESTADO DE SALUD DE LOS OPERARIOS DE CALDERAS

RESUMEN
Motivados por la magnitud y actualidad del problema que constituye la creación de protocolos para los exámenes médicos especializados y su importancia para la salud del trabajador, deci-dimos abordar este tema en nuestro trabajo derivado de un proyecto de investigación, creando un instrumento que permita caracterizar las condiciones de seguridad y salud en operarios de calderas. La metodología de formulación del instrumento y la planeación del trabajo de campo se realizaron en diferentes etapas: a) identificación y definición de la información requerida, b) identificación de la población, c) determinación del tipo de encuesta, d) determinación de las variables de la información que se requiere, e) formulación de las preguntas a realizar, f) diseño y diagramación de la encuesta, g) prueba piloto de la encuesta, h) perfección de la encuesta para su reproducción, e i) validación. Aspiramos a alcanzar resultados que nos permitan orientar acciones dirigidas a mejorar las condiciones de trabajo y salud del personal vinculado a los generadores termoe-nergéticos, y la creación de la historia clínica laboral específica para este tipo de exposición, que pueda ser utilizada a nivel institucional y por el médico de atención primaria de salud ocupacional, posterior a ser validada.
Palabras clave: historia clínica laboral, exposición a generadores termoenergéticos.

5 jul. 2011

ANÁLISIS DE CONSECUENCIAS

ANÁLISIS DE CONSECUENCIAS
Como consecuencia de la publicación de la Directiva 82/501/CEE conocida como Seveso I (ya derogada), y su transposición a la legislación española en los Reales Decretos 886/88 y 952/90, también derogados, se vio la necesidad de proporcionar a los técnicos y organismos de las administraciones implicadas en su aplicación, determinadas herramientas matemáticas que permitieran planificar adecuadamente medios y recursos para hacer frente a los posibles accidentes de origen químico que pudieran tener lugar en determinadas actividades industriales.
Por otra parte, la Directriz Básica para la Elaboración y Homologación de los Planes Especiales del Sector Químico, que desarrolla las anteriores normativas, incorpora bases y criterios de carácter técnico en relación con los fenómenos peligrosos que eventualmente pudieran producirse en estas actividades industriales, principalmente del sector químico.
La nueva regulación sobre accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas, el Real Decreto 1254/1999 ha venido a corroborar y confirmar la necesidad de utilizar análisis sistemáticos de este tipo de establecimientos con la finalidad de determinar los riesgos que implica la presencia de sustancias peligrosas y las consecuencias de los posibles accidentes que pudieran producirse.
El objeto de este documento es proporcionar a los técnicos en seguridad industrial las adecuadas herramientas y métodos matemáticos para la correcta determinación de las consecuencias de los accidentes que se pueden producir en los establecimientos en los que se encuentren presentes sustancias peligrosas en cantidades apreciables.
Los diversos tipos de accidentes graves a considerar en los establecimientos en los que haya sustancias peligrosas, pueden producir determinados fenómenos peligrosos para las personas, el medio ambiente y los bienes materiales:
  1. Fenómenos de tipo mecánico: ondas de presión y proyectiles
  2. Fenómenos de tipo térmico: radiación térmica
  3. Fenómenos de tipo químico: fugas o derrames incontrolados de sustancias tóxicas o contaminantes.
Para cada uno de estos fenómenos peligrosos, se establecen una serie de variables físicas, que definen unos criterios de vulnerabilidad cuyas magnitudes se consideran representativas para la evaluación del alcance del fenómeno peligroso considerado.
De la aplicación de estos criterios de vulnerabilidad a partir de las variables físicas y químicas que caracterizan los fenómenos peligrosos generados según los tipos genéricos de accidentes potenciales que se pueden producir, se delimitan una serie de zonas objeto de planificación, es decir, áreas alrededor del foco del accidente en las que es preciso tomar alguna medida de protección para las personas, el medio ambiente y los bienes materiales porque, en alguna medida sufrirán las consecuencias del propio accidente.
Estas zonas son las siguientes:
  1. Zona de intervención: las consecuencias de los accidentes producen un nivel de daños que justifica la aplicación inmediata de medidas de protección.
  2. Zona de alerta: las consecuencias de los accidentes provocan efectos que, aunque perceptibles por la población, no justifican la intervención, excepto para los grupos críticos de población.
La definición de zonas objeto de planificación o zonas de influencia presuponen la existencia de elementos vulnerables en las mismas, de manera que las áreas afectadas por un accidente que no coincida con elementos vulnerables, no requiere más medidas que las de aislamiento o señalización.
Para obtener mayor información sobre los métodos existentes para el Análisis de Consecuencias, visite nuestra página de Metodologías.

METODOLOGÍA PARA EL ANÁLISIS DE CONSECUENCIAS

METODOLOGÍA PARA EL ANÁLISIS DE CONSECUENCIAS
Se entiende por análisis de consecuencias la evaluación cuantitativa de la evolución espacial y temporal de las variables físicas representativas de los fenómenos peligrosos en los que intervienen sustancias peligrosas, y sus posibles efectos sobre las personas, el medio ambiente y los bienes, con el fin de estimar la naturaleza y magnitud del daño.
El grupo GUIAR ha desarrollado una metodología para el análisis de consecuencias de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas, basada en modelos de cálculo reconocidos internacionalmente y que cumplen todos los requisitos por parte de las Autoridades Competentes para su aplicación en los Estudios de Seguridad y Planes de Emergencia en aplicación del Real Decreto 1254/99. Estos modelos de cálculo se han plasmado en la realización de programas informáticos denominados FIREX© y TOXIC© con los que se realizan análisis de consecuencias completos.
Los análisis de consecuencias deben estudiar los diferentes tipos de accidentes potenciales en establecimientos industriales que pueden producir fenómenos peligrosos para las personas, el medio ambiente y los bienes materiales. Estos tipos de accidentes potenciales se seleccionan a partir de un correcto análisis e identificación de riesgos. Son los siguientes:
  1. Fugas o derrames incontrolados de sustancias peligrosas: líquidos o gases en depósitos y conducciones
  2. Evaporación de líquidos derramados
  3. Dispersión de nubes de gases, vapores y aerosoles
  4. Incendios de charco o "Pool fire"
  5. Dardos de fuego o "Jet fire"
  6. Deflagraciones no confinadas de nubes de gases inflamables o "UVCE"
  7. Estallido de depósitos o "BLEVE"
  8. Explosiones físicas y/o químicas
  9. Vertido accidental al medio ambiente de sustancias contaminantes, procedente de fugas o derrames incontrolados
Normalmente, un accidente de estas características se produce a partir de algún suceso menor que trae como consecuencia la pérdida de estanqueidad de algún recipiente, depósito o tubería que contiene alguna sustancia, lo que produce la fuga o derrame de esta sustancia al exterior. También es posible un incendio previo o simultáneo a una fuga o incluso, una explosión previa a la fuga o al incendio. No obstante, en la mayoría de los casos el primer suceso consiste en una fuga incontrolada de producto.
Si se trata de algún líquido, se vaporiza total o parcialmente, según cual sea su temperatura respecto a su punto de ebullición y ésta respecto al ambiente. En el caso de que reste alguna fracción en fase líquida, ésta se extiende al mismo tiempo que se evapora con más o menos intensidad según que su temperatura sea inferior o superior a la del sustrato sobre el que se extiende.
Si además el líquido es inflamable, existe la posibilidad de que, por encontrarse una fuente de ignición en las proximidades del punto de fuga, se produzca un incendio del charco. Si éste es de grandes proporciones, provoca un flujo de calor radiante peligroso hasta distancias apreciables. También se producen grandes cantidades de humo y productos tóxicos y contaminantes.
Si el incendio envuelve o rodea un depósito que contenga algún líquido inflamable bajo presión y dura el tiempo suficiente, puede ocasionar una explosión por expansión de vapor del líquido en ebullición, conocida como BLEVE según su acrónimo inglés. La rotura catastrófica de un depósito provocando la fuga masiva de una sustancia inflamable, puede originar lo que se denomina bola de fuego, en el caso de que se produzca la ignición de la misma. Por otra parte, una BLEVE genera una serie de proyectiles de todas dimensiones, procedentes del depósito siniestrado que pueden causar graves daños en el entorno si las distancias de seguridad son demasiado pequeñas o las protecciones inadecuadas.
Si el líquido que se derrama es tóxico, producto de su vaporización, puede generar una nube de características tóxicas para las personas que se encuentren en las proximidades del punto de fuga.
Cuando se trata de líquidos inflamables que se vaporizan o de fugas de gases más densos que el aire, la nube de gas se diluye en el aire existente, haciendo que en determinados instantes y zonas existan mezclas de combustible y comburente en condiciones de efectuar la combustión. Si en una de estas zonas se encuentra un punto de ignición puede desprenderse la cantidad de calor necesaria para acelerar la velocidad de combustión de forma que se produzca una explosión, denominada explosión de vapor no confinada o UVCE en su acrónimo inglés. También es posible si la cantidad premezclada es muy grande, que se produzca una llamarada o "flash fire", sin efectos explosivos, pero con una intensa radiación.
Si el gas fugado se halla a alta presión en depósitos o conducciones de gas (gasoductos) se produce un chorro o fuga inercial que ocupa una larga zona muy limitada transversalmente, con concentraciones de la sustancia progresivamente decrecientes al alejarse del origen de la fuga. En el caso de tratarse de gases inflamables, si se produce su ignición se forma un dardo de fuego o "jet fire" análogo a un soplete de grandes dimensiones, aunque de alcance limitado.
Un fallo estructural, fallo de cementación, agente externo, incendio, proyectil, etc. pueden causar una rotura catastrófica de un depósito, provocando una fuga masiva que, si se trata de una sustancia inflamable, puede originar también una bola de fuego caso de producirse la ignición de la misma.
Además de todo esto, existe la posibilidad de que todos estos fenómenos afecten, además de a los elementos vulnerables exteriores, a otros depósitos, tuberías o equipos de la instalación siniestrada, de tal manera que se produzca una nueva fuga, incendio o explosión en otra instalación diferente de la inicial, aumentando las consecuencias del accidente primario. Esta concatenación de sucesos con la propagación sucesiva de consecuencias es lo que se denomina efecto dominó.
Un tipo de accidente que puede ser independiente de una fuga previa es el estallido de un depósito originado por el desarrollo de una reacción exotérmica fuera de control o "runaway" en el interior del mismo. Se pueden producir por mezclas inflamables vapor/aire por polimerización o descomposición de determinadas materias. Las consecuencias inmediatas de un estallido de un recipiente son la formación de ondas de presión y proyectiles que pueden alcanzar a otras instalaciones y agravar el accidente inicial.
Otro suceso que hay que analizar es el vertido de sustancias peligrosas para el medio ambiente en medios acuáticos (ríos, lagos canales, acuíferos, mar) o al suelo, generando graves daños al entorno inmediato o lejano y con posibilidad de afectar a un gran número de personas.
Todo este conjunto de accidentes posibles a partir de una fuga de gas o líquido se representa en el esquema de sucesos y consecuencias adjunto.


Ondas de presión
Explosión física o química Explosión Proyectiles
Bola de fuego y/o radiación térmica
Sobre depósitos Explosión BLEVE Proyectiles
Incendio de charco Ondas de presión
Radiación térmica
Fugas de líquido o bifásica Derrame al medio ambiente Contaminación del medio ambiente
Ondas de presión
Explosión de vapor no confinada o UVCE
Evaporación Dispersión Emisión Sin consecuencias
Nube tóxica Efectos tóxicos
Fuga de gas o vapor Radiación térmica
Dardo de fuego
Esquema con los modelos que se describen en esta página